Cine: Remakes fail

let-me-in-744508158
I. Si Kodi Smit-McPhee sigue así, va a terminar encasillado en esos papeles de niño sufrido.
II. Amé a Chloe Moretz en Kick Ass pero en Let Me In se se ve tan linda con su pelito peinadito que ni se acerca a la niña vampiro de la versión original (Eli) y que en serio parecía muerta en vida;
III. Matt Revees es el director, con eso no hay mucho más que agregar.
IV. Elija la versión original: “Låt den rätte komma in”.

Let Me In (2010, Matt Reves)

Låt den rätte komma in (2008, Tomas Alfredson)

New Fav: Lemonade

lemonade
¿En qué se basan los sitios, redes sociales y webs a la hora de recomendarte algo? Más de una vez puteé a Facebook por sugerirme la insensata idea de hacerme fan de Paulo Coelho. Entre tanta invitación a hacerte “fan de” ó“seguir a” a la orden de tus cookies, ID o la tómbola de la suerte, puede que alguna vez alguno pegue en el clavo. Al menos eso pasó con YouTube al enlazarme a “Big Weekend”, un vídeo que a simple vista parecía una explosión de flúo psicodélico a lo Happy Mondays. Me hice fan.
La banda se llamaba Lemonade, busqué sus discos por todas partes, algo bastante difícil de conseguir a diferencia de la discografía de sus compadres los Delorean (con quienes comparten jornadas de surf, giras, equipos y sello discográfico), pero después de varios offlines logré tenerlos en mi reproductor y darles replay hasta el hartazgo.
Lo que puedo decir después de eso es que hay tres razones principales por las que me cae simpático Lemonade; (1) su capacidad para trasladarme mágicamente al medio de una playa caribeña, entre palmeras, sol, arena y daikiris a pesar de que mi sensación térmica es de 5°C. En una de esas tanto tiempo viviendo en Barcelona, entre fiestas, surf y tocatas junto a sus compadres les haya servido de inspiración a Alex y Callan para introducirse en un mundo de texturas hipnóticas que arrancaron en San Francisco, con una caja de ritmos, una guitarra y la aspiración por convertirse en una especie de Liquid Liquid versión dub. Pero el bricollage fue más allá y en Lemonade uno encuentra tintes de rock, dancehall, calypso, funk, worldmusic, acid house, etc, etc.
Si le funcionó a The Stokes…¿why not?
Otra de las razones (2) por las que me cae simpático Lemonade es esa mezcla de ironía, acidez y desfachatez que recuerdan a The Tough Alliance. Producto de tanto extasis o por simple lime natural, el trío suele lanzar dardos a cualquiera, como cuando dijeron haberse mudado a Nueva York porque si a los Strokes les había ido bien, ¿por qué a ellos no?. Tampoco tienen drama en cuestionar bandas hypeadas por NME como Waaves ni aclarar que les rompe las pelotas que por su fama de raveros se los relacione con la “mierda” del New Rave o con cualquier cosa que se le parezca, como esos “indies vestidos de fosforito” (Klaxons). Sus fiestas en cambio, diferencian ellos, son para ponerte arriba, para que te sueltes de verdad y no precisamente para figurar y “salir en un puto photoblog”.

Y qué mejor lugar en el mundo para enfiestarse que Brasil, hacía donde se dirigen ahora mismo, invitados por la banda paulistana Holger. Lemonade estará por más de quince días en un tour que los llevará por varios festivales y fiestas de renombre como la inigualable Dancing Cheetah. La banda, además de declararse amante del país, confiesa que varias de sus canciones han sido inspiradas por la música brasilera y esperan componer varias más in situ.

Les recomiendo hacerse de la discografía de estos niños fiesteros mientras nuestros vecinos bailan, gozan y entran en trance con bananas y éxtasis (razón 3: vease el link del myspace).

Acá un remixtape disponible.

Sean Penn – Smith

This-Must-Be-The-Place-3
¿En This Must Be the Place (Paolo Sorrentino), Sean Penn homenajea a Robert Smith?
Según he leído la película narra la historia de Cheyenne, un rockero retirado obsesionado con encontrar al criminal nazi que atormentó a su padre en el campo de concentración de Auschwitz y que en la actualidad vive en Estados Unidos.
Choca un poco verlo a Penn en ese look a lo Robert Smith pero al mismo tiempo genera intriga por ver la película.

Get Up kids

PD -GUK-pola

Henry & Get Up Kids

En el capitulo “Sin Say Shun Awards After Party” (fiesta a unos premios porno) de Party Down, Casey se pasa de rosca con el extasís, le dice a Henry que se consiga uno para que los dos estén en otra, él sale a buscar, Ron muestra su gran secreto oculto que lo acerca a la industria porno, Kyle toca mucha teta, Roman se chupa el dedo, Casey se descompone, Henry la lleva al baño. Y en la puerta: los Get Up Kids.

¿Que país es este?

La semana pasada el noticiero de canal 13 presentó a lo largo de varias emisiones el informe “¿Por qué ellos pudieron y nosotros no?. El plan de Bogotá contra la inseguridad?”, que a su vez fue repetido en los últimos días por TN(*). Mirian Lewin, la misma periodista que en sus tiempos de gloria supo investigar crímenes de lesa humanidad (hasta que terminó en un programa recordado hasta la fecha por una escandalosa cámara oculta que puso en debate el derecho de la privacidad), ahora estaba en Colombia, analizando el fenómeno dado en Bogotá al lograr reducir los índices de violencia y delincuencia mediante la intervención y colaboración de los vecinos, y el trabajo en conjunto con la policía.Mientras en el planeta Clarín consideraban “exitoso” un sistema de vida donde la población parece rehén de sí misma viviendo en casas protegidas con rejas de tres metros y con ruidosas sirenas estilo militar que son activadas ante cualquier hecho sospechoso, en el planeta Canal 7 (estatal y en permanente puja con el grupo Clarín) emitían un especial sobre la desaparición de personas y la violación de los derechos humanos (**) en Colombia con lo que se conoce como los “Falsos positivos” (campesinos asesinados por las fuerzas armadas colombianas y que los hacen pasar por guerrilleros caídos en combate para cobrar una recompensa).
Ambos “especiales”, con dos colombias totalmente opuestas podrían hasta parecer un hecho anecdótico mirándolo desde afuera, y a lo lejos, pero son de hecho una muestra más de cómo los medios de comunicación construyen una realidad de acuerdo a su conveniencia empresarial. En lo personal no me gusta ni la Argentinaland del canal estatal (sin inseguridad, ni desocupación, con inflación del 0.8% y donde todo va viento en popa) ni la Argentinistán del grupo Clarín, donde nunca pasa nada positivo (y lo poco que hay viene del extranjero) donde todo es un caos y donde en cualquier momento me tiran una granada por la ventana. A veces no sé estoy viviendo en Nueva Zelanda, en Afganistán o en el país de nunca jamás.
(*)Para los que no viven en Argentina, cabe aclarar que ambos canales pertenecen al grupo Clarín, fiel opositor a los Kirchner y a la ley de medios impulsada por el gobierno.
(**)caballito de batalla de los K.

New Fav: Tamaryn

picture-12
Tamaryn creció en Nueva Zelanda rodeada de pandilleros en situación de calle, drogas y cosas extrañas que veía a diario en el refugio donde su mamá y abuela les brindaban asistencia psicológica. La experiencia, dice ella, fue positiva ya que “estaba rodeada de gente realmente interesante y hermosa a la que tratamos de volver a encaminar en sus vidas”.

Cuando cumplió 18 años se fue a Nueva York, ahí conoció a Rex John Shelverton quien en la época tocaba en Vue. Se volvieron grandes amigos y años después (una vez que la banda de Rex se disolvió) se instalaron en San Francisco donde formaron Tamaryn.

Este año lanzaron su primer LP The Waves, disco que vengo escuchando hace unas tres semanas. Por momentos la voz de Tamaryn resulta como la de una Enya del slowcore y seguramente no van a faltar las comparaciones a Slowdive. Es de esos discos adictivos e hinoptizantes que te pierden en el tiempo y te dejan en trance.

Las canciones fueron escritas en base al trabajo de Tamaryn como secretaria en un consultorio psiquiatrico donde tiene acceso a pilas de archivos con la historia clínica de los pacientes, prescripciones médicas, nombres y efectos de drogas.

Le Hérisson

le-herisson-photo-4
Siempre le rehuí a los “Best Seller” o cualquier producto que me lo quieran vender por su récord de venta. Llámenle snobismo, elitismo, boludismo, da lo mismo. Pero ese concepto de porque “millones de personas” lo han leído, escuchado, visto, aclamado, no implica que sea bueno.
Ahora… también es cierto que en el último tiempo he optado por aflojar un poco mi grado de ostracismo (de nivel 5 a 4) contra la “cultura de masas”, y en lo que va del año ya escuché cosas que jamás imaginé, miré películas mega comerciales y hasta leí la saga completa de Stephanie Meyer.
En esa misma línea de libertades me pregunté por qué no miraba Le Hérisson. Pero aún me retumbaba en el cerebro algo que Diana Massis había comentado sobre L’Élégance du hérisson (best seller sobre el que está basado la película). Según ella “los hombres deberían leerlo para que nos conozcan mejor” y eso me ahuyentó.
Al final opté por mirarla y una vez que le di play empaticé con Reneé (la portera gorda, fea y con halitosis) y hasta me llevé una sorpresa con el final anti-Hollywood. Aunque sigo sin entender eso que dijo Massis: “para que nos conozcan mejor”.

Por si le interesa, aqui la consigue.

The Tough Alliance: Solitarios y provocadores

tta5003Notablemente reconocidos en Suecia por cargar con un bate de baseball en sus shows y por su incorregible comportamiento, éstos rubiecitos podrían ser el nuevo hype si no fuera porque suenan como Wham!. Políticamente incorrectos, confesos opositores de la cultura pop, acusados de apología a la violencia e incluso vinculados a los Holligans, ellos son The Tough Alliance.

Seguidores del dancehall, los Beatles y el trance, The Tough Alliance es un atractivo dúo sueco formado por los muchachos Eric Berglund yHenning Fürst, que con apenas 26 años han dado bastante que hablar. Y no sólo por su adictivo electro pop con cierto tinte ochentero, sino por su actitud desafiante y revoltosa más cercana a Sid Vicious que a George Michael. Continue reading →

La Chica Policía

l_e4575cf27da79731851242f760032158Otra mujer que me acompaña a sol y a sombra por estos días esJoan Wasser, más conocida como Joan As Police Woman, que ya me había conquistado el año pasado con”Real Life”.

To Survive, su segundo disco que saldrá a la venta en los próximos días y que ya está dando vueltas por Internet es realmente increíble. Joan es talento puro. No sólo toca el piano, el violín y la guitarra, sino que se dedicó durante varios años a la composición (colaboró en el precioso “I Am A Bird Now”de Antony and the Johnsons).

Dicen que el responsable de convercerla a ponerse al frente de su propia banda fue Antony y que la bellisima canción “Everybody Here Wants You” del también hermoso Jeff Buckley fue escrita en su honor.
Y cada vez que escucho el nuevo disco de Joan, sobre todo el tema “Start of my heart”, se me hace imposible no pensar en que está dedicada a Buckely…

Marcadores: 

Truth is dark like outer space

d841669d91e0dbd80fbcba0e55904095Carla Bozulich nació en Nueva York y lleva más de veinte años haciendo música. The Geraldine Fibbers, Invisible Chains, Scarnella y Ethyl Meatplow son apenas algunas de las tantas bandas en las que estuvo.

Trabajó con Godspeed You! Black Emperor y Black Ox Orkestar y le hizo un candente homenaje a Willie Nelson.

Ahora se declara Evangelista y por eso lanzó Hello Voyager, un alucinante disco en donde predomina un sonido sucio pero altamente sexy, como mirar una película de Jim Jarmush, en blanco y negro y con una mezcla entre Tom Waits, Iggy Pop y hasta Patti Smith. Con nueve canciones que no superan los 30 minutos y que pasan por diferentes atmósferas (desde el ruidoso Truth is dark like outer space al Smoth Jazz), Evangelista me ha convertido en su más reciente discípula.