Si los gatos desaparecieran del mundo

«Mira, en este mundo existe un principio que es indispensable respetar. (…) Si quieres conseguir algo, tienes que perder algo.»

Un hombre de 30 años es diagnosticado con un tumor cerebral y su expectativa de vida según los especialistas es muy muy breve. Tras recibir esta noticia se le aparece el «diablo» que no es más que el protagonista mismo vestido con una camisa hawaiana (por lo que lo nombra Aloha). Este diablo tan particular le propone un pacto: si desaparece una cosa de este mundo cada día, él podrá vivir 24 horas más.
La vida del protagonista previo a este suceso es un tanto aburrida: trabaja como cartero, vive con un gato llamado Col, no parece tener más que un buen amigo y buenos recuerdos de su pasado. Lo que me gusta de este libro es que remarca en todo momento la importancia de lo sencillo, del día a día, de las pequeñas cosas que nos hacen bien y nos motivan a seguir viviendo.

«Sin duda al amor le llega su final y no obstante, aunque lo sabemos, de todos modos nos enamoramos. Tal vez sea lo mismo que ocurre con la vida. Llega a su término indefectiblemente, y aunque lo sepamos, seguimos viviendo. Sucede lo mismo que con el amor, la vida resplandece precisamente porque se acaba.»

Genki Kawamura, el autor de esta novela, es escritor, periodista y cineasta. Antes de convertirse en libro en 2012 la historia se publicó por entregas en una revista llamada «Line» y fue llevada al cine por Akira Nagai en 2016.

«No sé si soy feliz o desdichado, pero sé una sola cosa. Uno puede ser feliz o desdichado simplemente creyendo que lo es.»

Retomando la historia, solo puedo adelantarles que poco a poco el protagonista va accediendo a que ciertos elementos desaparezcan del mundo. Él no puede elegirlos, por supuesto, este poder le corresponde a Aloha quien se empeña en buscar cosas significativas para el protagonista y que la decisión sea cada vez más difícil. Cada cosa que desaparece nos embarca en un viaje al pasado del narrador y así Kawamura va entretejiendo recuerdos que nos llegan hasta lo más profundo del corazón.

«No es que las personas cuidemos a los gatos, sino que ellos nos acompañan.»

Si los gatos desaparecieran del mundo… ¿Qué ocurriría? Para una persona que ama los gatos como yo simplemente sería algo intolerable. ¿Qué relación tenemos con los seres, objetos y conceptos que hay en este mundo? Puede que encontremos la respuesta tras leer esta maravillosa novela.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: