"Have you ever watched a movie and fallen in love with one of the actors?"

2

Lo mío con Vincent Gallo no fue amor platónico a primera vista sino una especie de encantamiento que se fue dando gradualmente. Siempre acepté esa su fealdad atractiva, lo sabía feo y me gustaba. Porque en realidad lo que lo hacía atractivo a mis ojos era la soledad y desamparo que transmitían personajes como Billy Brown. Para mí, de hecho,Vincent Gallo era Billy Brown.

Pero en la vida real, Gallo es todo lo contrario. Un tipo sin tapujos, arrogante y al que no le importa caer mal. A los 16 se fugó al West Side de New York donde conoció a Jean-Michel Basquiat, formó Gray y tocó en el CBGB´S. En los ´80 se hizo llamar Prince Vincent y fue el portavoz blanco del hip hop de Nueva Cork además de manager de los N.Y. Breakers. Es actor, músico, coleccionista, escritor, fotógrafo, guionista, poeta, pintor.

Declara abiertamente odiar a los socialistas tanto como a los hippies y estampa en cada lado la imagen de Ronald Reagan, a quien confiesa haber votado. Dice que el cine de David Lynch es una basura y que Harmony Korine es un enano rico que droga a las chicas para violarlas.

La pregunta que da titulo a este post la hace Vincent en su site, donde busca por medio de la complicidad vender una imagen, o bien a sí mismo.

“Yo Vincent Gallo, estrella de varios clásicos del cine como Buffalo 66 y The Brown Bunny he decidido estar a la accesibilidad de todas las mujeres. Todas las mujeres que puedan pagarme. Por la módica suma de $50.000 dólares más expensas -eso quiere decir que ella debe correr con todos los gastos- cumpliré el deseo, sueño o fantasía de cualquiera que haya nacido naturalmente mujer. Para aquellas que deseen disfrutar de mi compañía por una semana, el precio será de $100.000 dólares. Viejas, pelirrojas e incluso chicas negras pueden tenerme en caso de poder pagar esa suma.
Aconsejo a las potenciales clientas que vean la controversial escena de The Brown Bunny para asegurarse por sí mismas si pueden acomodarse completamente a mí”. –

Además de vender toda clase de chucherías -desde trapos sucios hasta una medalla de su primera comunión- Mr. Gallo ofrece su esperma con algunas excentricidades(?) de por medio.
Toda persona de piel oscura deberá abstenerse pues sólo podrán aspirar a la compra de su jugo las rubias naturales y de ojos azules. Se otorgará un descuento a aquella que pueda comprobar un lazo familiar directo con algún soldado alemán de mediados del siglo pasado y se asegura un bebé sano ya que no existen entre sus ancestros antecedentes de deformaciones ni de enfermedades genéticas. Eso sí, el bebé no podrá portar el apellido Gallo -aunque por ahí se puede llegar a un acuerdo ($$)-.

Entonces, respecto a su pregunta, mi respuesta es NO. Nunca me he enamorado de un actor al mirar una película, pero sí del personaje Vincent Gallo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s