Disco: Sleater Kinney – The Woods (2005)

The_Woods-Sleater-Kinney_480

Con las bandas y el paso del tiempo suelen pasar dos cosas: 1) que opten por seguir el mismo estilo y fórmula, con discos idénticos a lo largo de su carrera ó 2) que tengan la necesidad de experimentar en otros sonidos en los cuales identificarse, momentánea o definitivamente.

11 años en una misma banda puede tornarse algo completamente aburrido y agotador (si se hace permanentemente lo mismo). A Sleater Kinney, por ejemplo, el tiempo y la madurez pareciera acompañarlas de la mejor manera, evolucionando disco a disco y demostrando una y otra vez que no tienen por qué ser dulces y poperas.

The Woods, su séptimo y más elaborado álbum, sorprende con momentos que van desde la furia absoluta a cuelgues dulces y led zeppelinescos (?).

Fruto de improvisaciones en los conciertos de la gira junto a Pearl Jam en el 2003 y del clima político de lo últimos tiempos, The Woods fue producido por Dave Fridmann (The Delgados, Mercury Rev, The Flaming Lips, Low) y debió esperar varios meses hasta ser lanzado por SubPop, su nuevo sello, luego de años bajo el alero de Kill Rock Stars.

Janet Weiss, expresó que la espera por el lanzamiento fue más larga de lo usual y que durante meses debieron promocionar un disco que ni siquiera había sido editado. “Me podría volver loca tratando de explicar cómo las canciones cayeron del cielo a nuestras laptops”, comentó Weiss en el blog de la banda.

Pero la espera valió la pena y las 10 canciones que componen el disco, remarcan a lo largo de casi 50 minutos, la fuerza de este grupo surgido de las cenizas de Heavens to Betsy y Excuse 17 en pleno auge del denominado Riot Grrrl! (Bikini Kill, Bratmoville, L7) , movimiento en el que se mantuvieron por un corto período.

Temas como What´s mine it´s your o el colgado Let´s call it love, son algunos de los puntos más fuertes del disco, donde también hay espacios para la tranquilidad y la dulzura en canciones como Modern girl o Steep air.

La banda, que comenzó a ser más conocida luego de Call the doctor (1996), por las incisivas letras que reflejaban su postura ante la desigualdad entre géneros, el consumismo y la permanente jerarquí­a dominante de los hombres en los diferentes ámbitos del rock, nunca ha dejado de lado, desde entonces y hasta ahora, su actitud social y politicamente activa…

Y puede ser porque, como dicen en Enternain (primer corte de The Woods), no están aquí para entretenernos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s